Ventanas corredizas

Ventanas corredizas o corredera

Nuestras ventanas corredizas o correderas con los sistemas deslizantes más modernos y de calidad. Logran optimizar al máximo los espacios interiores del hogar. Nuestra variedad de ventanas correderas con sus diseños elegantes y bien cuidados con las mejores tecnologías de última generación, garantizan su durabilidad por mucho tiempo.

Mejores ventanas corredizas o correderas del 2020

El sistema deslizante utilizado en nuestras ventanas correderas o corredizas permite crear grandes superficies de ventanas, especialmente diseñado para su comodidad. Ofrecemos una solución que consigue un desplazamiento suave y silencioso. Esto, claro está, gracias a su sólida estructura y al diseño de sus raíles de acero inoxidable.


¿Qué es una ventana corrediza o de corredera?

Una ventana de corredera o corrediza está formada por dos o más hojas que se deslizan sobre guías, carriles o railes horizontales. Al abrirlas, sus hojas quedan superpuestas impidiendo la abertura total del espacio. Este modelo especifico puede presentar algunas ventajas y desventajas, todo depende el uso que se le vaya a dar.

¿Cuáles son las ventajas de las ventanas corredizas?

Las ventanas corredizas tienen la ventaja de ocupar sólo el plano en el que se mueven. Por lo que no afectan a la decoración interior ni reducen la iluminación natural de la habitación. Modelo de ventana muy versátil, resistente y adaptable, ofreciendo una óptima resistencia térmica y acústica.

Vienen acompañadas con una felpa perimetral para evitar el paso del aire y el polvo al interior de la vivienda. Son de muy fácil manejo gracias a su apertura de corredera simplificada, además son ideales para ambientes con mucha amplitud de espacio. Pueden ser fabricadas con vidrio sencillo o doble cristal para mayor eficiencia térmica, acústica y ahorro de energía.

¿Qué desventajas supone la colocación de ventanas corredizas o de correderas?

Tienen el inconveniente de que sólo dejan utilizable el 50% de su estructura y su ajuste es menos hermético. Sus cualidades de estanquidad al agua pueden verse reducidas, aumentando la permeabilidad al aire. El aislamiento acústico y térmico es generalmente menor que en el resto de ventanas con diferentes aperturas. Su limpieza y conservación es más complicada, siendo necesario desmontar al menos una hoja para su correcta higienización.

¿Qué tipos de ventanas de corredera o corredizas existen?

En el mercado existe una variedad inmensa de ventanas de correderas, por lo que vamos a explicarte los diferentes tipos de ventanas de correderas que existen, para que puedas elegir la tuya.

  • Ventana corrediza básica o tradicional: Este es el modelo más básico, las hojas se deslizan sobre todo el marco inferior de la ventana. Este tipo de ventanas tienen un mínimo de dos hojas.
  • Ventana corrediza oscilo paralela: Esta ventana de corredera combina el sistema que tiene de deslizamiento con el oscilante. Inclinando la hoja para adentro, dejando así un pequeño espacio en la parte superior de la ventana. Este tipo de ventana corrediza aportan un extra de seguridad en el hogar, ya que deja ventilar la habitación sin ningún tipo de peligro.
  • Ventanas corredizas elevadas: La hoja de este tipo de ventana se levanta al instante que comienza a desplazarse. Consiguiendo así un deslizamiento más suave, es muy aconsejable para ventanas grandes que puedan resultar pesadas y difíciles de manipular.

Como limpiar ventanas correderas o corredizas

En el siguiente video aprenderás a como limpiar las ventanas correderas por fuera sin quitarlas, en caso de que no estén demasiado sucias. Te convertirás en todo en experto y serás capaz de limpiar cristales, rieles o carriles de ventanas correderas o corredizas como todo un experto, con rapidez y eficacia.